17 Pero Jesús les respondía:—Mi Padre aún hoy está trabajando, y yo también trabajo.