4 Como jefes de su pueblo, no deben hacerse impuros ni contaminarse.