63 Él pidió una tablilla, en la que escribió: «Su nombre es Juan». Y todos quedaron asombrados.