3 Iban diciéndose unas a otras: «¿Quién nos quitará la piedra de la entrada del sepulcro?»