4 Y respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.