53 Los hombres del ejército habían pillado cada uno para sí.