24 Las riquezas de los sabios son su corona: Mas es infatuación la insensatez de los necios.