16 Mi amado es mío, y yo soy suya; él apacienta su rebaño entre los lirios.