7 Ciertamente la opresión enloquece al sabio, y el soborno corrompe el corazón.