7 Por tanto, pastores, oíd la palabra del SEÑOR: