3 La tierra será totalmente arrasada y completamente saqueada, porque el SEÑOR ha dicho esta palabra.