6 No hay nadie como tú, oh SEÑOR; grande eres tú, y grande es tu nombre en poderío.