2 Compré, pues, el cinturón conforme a la palabra del SEÑOR, y me lo puse en la cintura.