4 Y sucedió que al siguiente día del asesinato de Gedalías, cuando nadie lo sabía aún,