30 Los llaman plata de deshecho, porque el SEÑOR los ha desechado.