9 Entonces su mujer le dijo: ¿Aún conservas tu integridad? Maldice a Dios y muérete.