2 Entonces clamó el pueblo a Moisés, y Moisés oró al SEÑOR y el fuego se apagó.