21 pero ciertamente, vivo yo, que toda la tierra será llena de la gloria del SEÑOR;