20 Mira, he recibido orden de bendecir; si El ha bendecido, yo no lo puedo anular.