34 La justicia engrandece a la nación, pero el pecado es afrenta para los pueblos.