17 No envidie tu corazón a los pecadores, antes vive siempre en el temor del SEÑOR;