4 Los que abandonan la ley alaban a los impíos, pero los que guardan la ley luchan contra ellos.