31 Dadle el fruto de sus manos, y que sus obras la alaben en las puertas.