14 Y se sienta a la puerta de su casa, en un asiento, en los lugares altos de la ciudad,