31 El habló, y vinieron enjambres de moscas y mosquitos por todo su territorio.