35 Transforma el desierto en estanque de aguas, y la tierra seca en manantiales;