167 Mi alma guarda tus testimonios, y en gran manera los amo.