37 Aparta mis ojos de mirar la vanidad, y vivifícame en tus caminos.