55 Por la noche me acuerdo de tu nombre, oh SEÑOR, y guardo tu ley.