8 La salvación es del SEÑOR. ¡Sea sobre tu pueblo tu bendición! (Selah)