33 El SEÑOR no dejará al justo en sus manos, ni permitirá que lo condenen cuando sea juzgado.