15 Queden atónitos a causa de su verguenza los que me dicen: ¡Ajá, ajá!