2 Desde Sion, perfección de hermosura, Dios ha resplandecido.