18 Bendito sea el SEÑOR Dios, el Dios de Israel, el único que hace maravillas.