16 Tuyo es el día, tuya es también la noche; tú has preparado la lumbrera y el sol.