61 y entregó al cautiverio su poderío, y su gloria en manos del adversario.