28 Para siempre conservaré mi misericordia hacia él, y mi pacto le será confirmado.