26 porque del Señor es la tierra y su plenitud