16 Pero gracias a Dios que dio la misma solicitud por vosotros en el corazón de Tito