21 Y las flores, las lámparas, y las despabiladeras se hicieron de oro, de oro perfecto