17 Extendió su mano de lo alto, y me arrebató, y me sacó de las aguas impetuosas