33 Y endechando el rey al mismo Abner, decía: ¡Murió Abner como muere un loco