3 Y tú pues, trabaja como fiel soldado de Jesús el Cristo