17 Y midió su muro de ciento cuarenta y cuatro codos, de medida de hombre, la cual es de ángel