7 No tendrás dioses extraños delante de mí