15 Y volví y descendí del monte, el cual ardía en fuego, con las dos tablas del pacto en mis dos manos