12 Las palabras de la boca del sabio son gracia; mas los labios del loco lo echan a perder