22 Sus manzanas y sus cañas eran de lo mismo; todo era una pieza labrada a martillo, de oro puro