24 De manera que la ley fue ayo nuestro para llevarnos a Cristo, para que fuéramos justificados por la fe