6 porque el Señor al que ama castiga, y azota a cualquiera que recibe por hijo